Un reencuentro y un orgasmo

0
644

Te vi y se me estremecieron las neuronas. Mi cuerpo reconoció tu piel, mi lengua se deslizó entre tus labios cuando sintió la cercanía de tu rostro. Mi equilibrio entaconado se deshizo de las ganas estacionadas y se abrió para converger con tu sexo. Tu llegada fue un reencuentro y un orgasmo.

Las chicas y yo nos habíamos abandonado hace un mes, entre los viajes de negocios de cada una no habíamos podido realizar nuestra tarde de Ladys.

Pero la espera se había acabada, el jueves había llegado y ya Carolina, Daniela, Verónica y yo, estábamos cómodas en la terraza saboreando un tinto de verano, la noche era fresca y la brisa compaginaba muy bien con nuestra temperatura corporal.

Daniela se levantó de la silla y levantando la copa declaró: “Chicas, me reencontré con un antiguo romance y sin querer queriendo… terminamos haciendo el amor en su casa ja, ja, ja.

Francisco, un compañero de trabajo me invitó a una fiesta de despedida que le iban a hacer en casa de un amigo. El se iba para Argentina, lamentablemente, era otro venezolano que su país lo botaba por querer un futuro mejor.

Me fui con él en el carro porque vivimos cerca. Al llegar a la urbanización recordé a Leo un antiguo amor, el vivía en ese sector. Pero mi sorpresa fue cuando llegamos a su casa.

Tocamos el timbre y el abrió la puerta, al vernos quedamos sorprendidos, tenía entendido que el vivía en Chile desde hace un tiempo, y efectivamente era así, solo que estaba en el país para resolver unos asuntos familiares.

La noche transcurrió entre tragos, música y risas, pero nuestras miradas delataban que aún había fuego entre los dos.

Poco a poco la casa se quedó sin invitados, y como Francisco encontró una presa XY para pasar la noche, yo decidí quedarme con la mía.

Nos sentamos en el sofá, el vino chileno que había tomado durante la noche ya hacía efecto en mi cerebro. Ya no había más que hacer, estaba rendida nuevamente a sus encantos.

Interrumpió mi sonrisa con un beso. Dejé que mi lengua recorriera sus recovecos verbales, sentí sus labios gruesos y húmedos, estaba agitada, mis sentidos sensibles y expuestos deseaban su sexo.

Mientras nos besábamos acaricié su entrepierna, su ego estaba erecto y atento a mis arrullos, como a mi me gusta…sobé su gran virilidad revestida en jean…

Nos fuimos al cuarto…

Un reencuentro y un orgasmo. Bellaini.

Me senté en su cama. Sus dedos trazaron una línea imaginaria en mis pechos…el desabotonó mi camisa mientras mimaba mi cuello con sus labios… luego sus manos se postraron en mis pechos y en mis muslos…

Volvió a besarme más profundamente…sus manos cubrían mis tetas…mis pezones erectos y ardientes ansiaban su piel…rodó el sostén y me chupó con suavidad…mmmm…estaba muy excitada…

Soplaba suavemente mis puntas mientras su lengua rodeaba mi aureola rosada y temblorosa…mamó mis tetas profundamente…mis pecas se sonrojaron de placer… eché mi cuello hacia atrás para darle espacio al deseo…

Me despojé de la camisa mientras el desabrochaba mi brassiere desfallecido…ahhhh…mis pechos estaban expuestos a sus ganas…

Mientras mi busto pertenecían a sus labios, decidió subir mi falda…dos danzantes invitados decidieron saludar a mis adentros…sus dedos largos y gruesos entraron en mi vagina humedecida…ahhhhh….el pudo sentir como me estremecía de éxtasis, mis labios hinchados abrazaban los osados visitantes que empezaban a jugar con mi clítoris ahh….ah…..

Que rico me masturbaba….abrí más mis piernas a sus malabares…ahh…si…rendí mi espalda para disfrutar más…el se ancló a mi sexo…corrió a un lado mi diminuta tanga y empezó a hacerme sexo oral….

Ufff…que divino me la chupaba…su jerga en mi vulva hacía que brotara un manantial espeso y cristalino…su boca estaba cubierta de mis líquidos…ahhh… succionaba mi clítoris abultado…ahh…devoraba mis carnes con ansias…

Levantó su rostro soberbio…el sabía que lo estaba disfrutando…me quitó mi ropa interior y volvió a introducir sus labios en mi cueva….ah…ahhh…me chupaba tan rico…ah…me succionaba…ah…ah….

Sus dedos estaban masturbándome y su boca haciéndome un sexo oral divino….sentía mi orgasmo…ah….ahhh…apreté las sábanas…levanté mi pelvis…ahh…ah….si……acabé en su boca…el absorbió orgulloso mis aguas….

Estaba histérica…ahora era mi turno…quería volver a tener su hombría en mi boca…levanté mi cuerpo sudoroso, me quité la falda y quede completamente desnuda para el …mientras lo besaba me deshice de la incómoda tela que cubría su cuerpo…

Me arrodillé a sus deseos…mirándolo fijamente desabotoné su pantalón, bajé la cremallera y bajé su interior…allí estaba mi premio… erecto, grande, mojado…ufff que rico….

Abracé su pene con una mano…bajé sus pliegues empapados…lamí sus bordes como una niña lo hace con su chupeta favorita….mmmm…coloque mi lengua y saboree todo su frenillo…con la otra mano le acariciaba las bolas…luego abrí mi boca y metí su guebo…..mmmm….que rico sabía…

MI boca subía y bajaba de su virilidad…mmmm….a ratos succionaba la punta del pene luego me lo volvía a meter…mmmmmme…mientras se lo mamaba lo miraba hambrienta…

Disfrutaba chuparle el guebo….el compás de mis mamadas venían de rápido a lento…sus manos se anclaron en mi cabeza…a ratos me empujaba para poder tener toda su verga en mi boca…mmm…mmmm….

A ratos lo masturbaba mientras mi lengua succionaba la punta de su pene…podía tragarme sus aguas….mmmm…mmmm… volví a meter su pene en mi boca y mientras se lo chupaba entero apretaba su culo….

Pero quería que me penetrara, no aguantaba…necesitaba sentir su guebo entrando y saliendo de mi cueva…me levanté…lo besé y le dije….“métemelo…necesito tenerte adentro….”

Lo tomé de la mano y me puse en el borde de la puerta del cuarto que da a un pasillo largo en donde al final hay un espejo, quería verme mientras me penetraba…

Un reencuentro y un orgasmo. Bellaini.

Me coloqué de espalda a él… levanté mi trasero de tal forma que mi cuerpo formara una ”S”, me puse de puntillas y me levanté un paco para que mis caderas quedaran a la altura de su pelvis….Leo me beso el cuello….acarició mis pechos….empezamos a masturbarnos mutuamente…ahh…ahhh… yo seguía todavía muy húmeda…estaba lista para que el entrara…

Estaba dispuesta a la embestida carnal…de repente…ahh…..pude sentir como su guebo me penetraba desde atrás…ah….ahhh…me incliné más para poder sentirlo completo…ahhh…

A media luz y hacia el fondo del pasillo, podía distinguir las siluetas de nuestros cuerpos conjugados…si…eso me excitaba muchísimo…subí mis brazos y los apoyé a la pared….el colocó sus manos en mis caderas y me empujo hacia su cuerpo..ah….tenia todo su guebo adentro….ahhhh….

Allí estábamos danzando…nuestros cuerpos parecían flotar…empecé a contornear mi cuerpo….ahhh…podía sentir como su grueso pene salía y entraba dentro de mi…ahh….me agaché más hasta colocarme en cuatro…

Me empezó a coger más rápido…si…si….mientras me penetraba mis tetas rebotaban de un lado a otro…si..si….podía escuchar nuestros cuerpos chocar…hhh..abrí más mis piernas…me estaba devorando todo su pene…ahhh…ahh…

El sintió que ya me iba a venir otra vez, así que decidió seducir nuevamente a mi clítoris mientras su guebo entraba y salía de mi, sobó mi clítoris con ahínco….sentí una fuerte oleada que recorrió todo mi cuerpo…mis raíces se tambalearon…voy a llegar….ahh…ah…..más….mas….si…..si….siiiiiiii……

Acabé largo…su soldado seguía firme cogiéndome en cuatro…vente mi amor…acaba como solo tu sabes hacerlo…aceleró el ritmo…alcé mas mi trasero para que metiera su guebo más profundo….más…más…si…sii…vente….dámelo todo….vente…escuche su grito desenfrenado y sentí como su semen caía en mi culo hasta rodar por mis muslos…siiii…

Después de la codicia carnal descansamos un poco, comimos, intercambiamos números telefónicos y quedamos en vernos otra vez.

Mientras esté en el país, yo le haré un recorrido nuevamente por mi cuerpo, será un turismo sexual y así se lleve el sabor de esta venezolana que le retuerce los recuerdos.

Verlo fue un reencuentro y un orgasmo que vale la pena repetir”

Yo me levanté y brindé por ella, eso me hizo recordar un romance que tuve hace algún tiempo y que siempre fuimos muy calientes. La última vez que nos vimos a pesar que ya no éramos nada, dejamos que nuestros cuerpos se juntaran.

Dicen que dónde hubo fuego cenizas quedan…y tú; ¿Has tenido un reencuentro y un orgasmo?

Si quieres leer sobre un tema particular, manda tu historia en la sección de mi web “Cartas a Bellaini”. No te preocupes que lo que escribas allí no se hará público y la confidencialidad siempre estará presente. Puedes leer todos mis relatos y escuchar mis audio relatos en bellaini.com

En Twitter: @bellaini

En Facebook: SoyBellaini

En Instagram: @Bellaini

En HeyHey: @Bellaini

En Snapchat: Bellaini

En Periscope: @Bellaini

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here