Propuesta indecente

0
200
Uno siempre que piensa en una propuesta indecente se acuerda de la película  protagonizada por Demi Moore y Woody Harrelson, en donde un apuesto millonario interpretado por el guapísimo Robert Reford, le ofrece al esposo de la protagonista un millón de dólares por acostarse con la hermosa dama.
No les contaré la trama porque me imagino que muchos de ustedes la han visto, pero lamentablemente esos papacitos ricachones solo existen en las historias de Hollywood, porque los que me han tocado hay que tener ¡estómago! Y no es que piensen que aceptaría si el tipo en cuestión estuviera bueno, pero por lo menos ayudaría a superar el trauma y decir con una sonrisa “No, gracias”.
Un día, Carolina y Daniela estaban tomándose unos deliciosos orgasmos (si, así se llama el trago) en un reconocido local de la ciudad, cuando de repente les llegaron unas bebidas cortesía de unos caballeros de la otra mesa. Ellas voltearon sonrientes dándoles las gracias.

Minutos después, los dos apuestos galanes se acercaron a su mesa. Eran dos pilotos  de la compañía FedEx muy gringos ellos por supuesto y con pocas palabras de español en su haber.

Carolina dominaba mejor el inglés y ayudaba en las conversaciones, pero como sabemos, para ir a la cama el idioma del sexo es universal y se necesitan pocas palabras.
Después de unas horas las chicas decidieron aventurarse en una propuesta indecente y salieron con los pilotos a un lujoso hotel. Se fueron a su cuarto y  la fantasía se hizo realidad. La salida entre las chicas se convirtió en toda una aventura.
“Este hombre parecía de película, catire y con los ojos como el cielo. Nos besamos apasionadamente, derramo champagne sobre mi pecho y besó mis pezones con tanta pasión  que yo gemía de placer, a Philip le excitaba verme. Me hizo sexo oral como los dioses, bebiendo de mis jugos, combinadas con ese Chardonnay que recorrió mi piel, acabé 2 veces” relató Daniela.
Pero una sorpresa les deparaba  a las chicas. Al amanecer los pilotos se despidieron con un rico beso y una nota que decía: “Son unas diosas amazonas, gracias por la noche” lo mejor, es que dejaron un sobre llenos de unos cuántos dólares.
Entre risas les dije a las muchachas: “Creo que esos gringos pensaron que ustedes eran unas prepago ja, ja, ja, ja” Su historia nos asombró a todas por el riesgo que tomaron y porque al fin de cuentas, ellas recibieron un pago por tener placer sin prejuicios sin ser un negocio del cual vivan.
Mi propuesta indecente no venía con un galán de película ni con dinero per se. Tengo un amigo que siempre me ha dicho que soy su fantasía sexual desde hace muchos años (si, la confianza da asco) varias veces me ha hecho propuestas, las cuales se las he negado, hasta que un día estábamos cenando y fue más explícito en su exposición de los hechos que quería consumar conmigo.
Cómo  estaba claro que no me acostaría con él. Entonces  en un acto desesperado me pidió que fuésemos a una hermosa habitación de hotel y pidiera lo que yo quisiera. Me presentó 2 opciones. La primera era que me desnudara y me acostara en la cama con unos tacones puestos nada más, y lo dejara hacerme sexo oral y la segunda, que me quedara allí sin ropa mientras él se masturbaba viéndome. Cómo él mismo lo expresó, solo quería que lo dejara tener su sueño.
He escuchado varias cosas y esta. Le dije sonriendo: “Cualquier mujer te daría una cachetada con esta declaración, pero como sabes que soy yo, que no ando con tonterías y además soy tu amiga, te aprovechas de que soy bastante relajada en relación a estos temas.  Cariño no va a pasar porque más que una propuesta indecente simplemente no me gustas”
Aunque ustedes no lo crean seguimos siendo amigos, el con sus ganas y yo sin las mías.
A Verónica le propusieron un fin de semana en Los Roques con todo pago, pero es sí, con mucho placer para dejarse dar.
La ciudad está llena de sexo y propuestas, llena de gente con ganas de cumplir sus fantasías y pagar sus perversiones. Llena de ganas de dejarse quitar la ropa sin tapujos y desnudar la mente más que el cuerpo. ¿Y tú, has tenido una propuesta indecente?
El próximo capítulo será “Mi novio es Cenicienta” ¿Has tenido una pareja homosexual o has creído que lo es? Manda tu historia al correo bellaini22@gmail.com. No te preocupes que la confidencialidad siempre estará presente.
Twitter, Fan Page, Instagram, Hey Hey, Snapchat: @Bellaini

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here