Por el olor de tu tanga

0
40
Por el olor de tu tanga



Ese aroma que se desprende de tus genitales es el que quiero frotar en mi rostro. Husmearte me transporta a donde quiero lamerte y entrar plácidamente hasta hacerte gemir. Mi laurel es tu esencia en satín cristalizado que complace mis perversiones engendradas… por el olor de tu tanga.

Pablo es un chico común como todos, con sus altos y bajos emocionales y esa altivez sexual que no le interesa disimular. 

Para  él, tener sexo era mucho más que acabar a chorros, parte de su maniobra, era quedarse con esa confección de formas y colores que pertenecen al atuendo íntimo femenino.

Después de una botella de vodka con Melissa, Pablo estacionó sus ganas en un motel de la ciudad. 

“Los besos húmedos acompañados de una buena masturbada en carretera fueron la antesala perfecta para la cogida que le iba a dar a su análoga sexual.Nos despojamos de los incomodos atavíos textiles, teníamos las ganas alborotadas…

Levanté a mi amante y la lancé a la cama…empecé a besarla por el cuello lentamente…posé mi lengua sobre sus pezones y empecé a lamerlos en formas circulares…a ratos chupaba sus tetas, al mismo tiempo que estrujaba sus pieles abultadas…

Decidí explorar su zona sur, estaba ardiendo…ufff que rico….hedía a sexo ¡Guau! empece a chupársela….que rico la tenia…toda rojita y mojada….sus aguas se mezclaban perfectamente con mi saliva…




Abrí sus labios y lamí sus arcos…me gustaba verla contonearse…le gustaba como le hacía sexo oral…lamia sus carnes como un niño ansioso con un helado favorito…vi su clítoris en mayúscula y lo chupe…ufff…Mmmm…

Era suave y esponjoso… mi lengua y su clítoris hicimos el amor…aspiraba su apetito voraz…soplaba su capricho carmesí…sentía su textura en mi lengua…bebía de sus aguas…que rico era chuparle su nena…

Mmmm….Mmmm…sentía su perfume en mis papilas gustativas….ufff….Shhhhh….que rico chupársela….me la estaba comiendo su aroma…

La escuchaba gemir…eso me excitaba más…dejé que mi lengua revolucionara en su flor abultada…bajé más y besé su ano…mientras me divertía en la entrada trasera, metí mis dos dedos y la masturbé…gritaba de placer….ah..ah…Sentí sus uñas clavadas en mi cabeza…me dijo: ¡PENÉTRAME!


Me levanté oriundo, mi varón estaba parado y con ganas de entrar a sus anchas…se abrió para mi y me adentré a su sexo…uffff…estaba cerradita…podía sentir como apretaba mi guebo que navegaba dentro de ella

Coloqué sus piernas y las colgué en mis hombros…le estaba metiendo toda mi verga…ella se tragaba todo mi guebo…ahhhh…ahhh…coloqué mis manos en sus caderas y la empujaba hacia mi me decía:…si…dame…dame…que rico…ufffff….

La puse en 4 y me la cogí…su espalda curva denotaba su placer…jalé su cabello y le metía mi sexo con todo…ah…ah….ah…me miraba con esa cara que le diera más rápido y así fue…ahh…ahhh. su trasero pegaba duro contra mi vientre…tenia todo mi guebo adentro de ella….mmmm…mmmm….


Ya ella quería tener su orgasmo, así que se puso encima y  habitó ferozmente su sexo…ella tenia el control…su cuerpo desaforado se balanceó sobre mi…se movía hacia adelante y hacia atrás…uffff…

Sus tetas brincaban mientras ella conseguía su orgasmo…luego apretó sus muslos más a mis caderas y se restregó mas fuerte…sentía como sus labios apretaban mi guebo..ahhh…ahhhhh…mi hembra estaba llegando…yo empecé a empujar más duro mi lujuria sobre ella…ahhh..ahhhhh..ahhhhhhhhhhhh

Que rico acabó…pude sentir sus aguas….la volteé inmediatamente…le levanté una pierna y le doble la otra sobre la cama…le metí todo mis sexo una y otra vez uhh…. uhhhh..

Ya iba a acabar…saque mi  guebo y le esparcí toda mi leche en sus tetas….shhhhhh….shhhhhh la muy sángana se la untó como una crema hidratante sobre todo su pecho…ufffff….


Después de finalizar la otra batalla carnal, aproveché que ella se fue a bañar, tome su tanga negra de Victoria Secret´s y la guardé en el bolsillo del pantalón…

Nos vestimos…ella empezó a buscar su hilo dental como loca, estaba preocupada puesto que la prenda en cuestión era muy cara. Yo empecé a ayudarla para que notara “mi interés” por encontrar su ropa interior…ja,ja,ja, ¡OBVIO no la encontró !y por lo tarde que era nos fuimos del motel.

Cuando ella se bajó del carro, y antes de entrar a su casa, le mostré orgulloso su pantaleta…ella solo sonrío y me dijo: Te la mereces, quédatela.

Oler su ropa interior me excita, ese perfume me alborota las neuronas…además, es un buen recurso para masturbarme cuando no hay una elección en el camino”



Estoy segura que la confesión de Pablo es la realidad de la mayoría de los hombres. 

Así que mujeres, si no les preocupa que se queden con una prenda intima hechizada con su olor, lleven una de repuesto, y si se les ha extraviado en alguna aventura sexual, lo más seguro es que ahora sea el acompañante perfecto para una buena masturbada. 

¿Han llegado sin su tanguita a la casa?

Si quieres leer sobre un tema particular, manda tu historia al correo [email protected] No te preocupes que la confidencialidad siempre estará presente.

En Instagram: @Bellaini
En HeyHey: @Bellaini
En Snapchat: Bellaini

En Periscope: @Bellaini

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here