¡Pégame y dime maldita!

0
155

Claudia estaba atada a la cama y abierta para él con su Venus expuesta para ser penetrada. Sus pezones erectos eran seducidos por un látigo que recorría sus curvas que esperaban ser azotadas. La sensación de no saber que iba a pasar le causaba mucho placer. Su voz ligera y desafiante declaraba: “pégame y dime maldita”

Hace un mes las chicas y yo no nos habíamos reunido, estábamos ansiosas por nuestro encuentro. Esa tarde preparé unas ricas pizzas caseras que iban a ser acompañadas con un rico Ron Linaje, cortesía de Claudia, la prima de Daniela.

Como teníamos una invitada, la regla era que debía contarnos una aventura erótica. Ella orgullosa accedió, siempre había querido estar en nuestras charlas.

Claudia repartió unos ricos bombones que le había traído su esposo Víctor de su viaje a Europa. Cuando se comía plácidamente uno, levantó su vaso y dijo:

“Chicas, les endulcé el paladar porque quiero que escuchen mi historia. Para mi, el placer debe estar acompañado de dolor y Víctor sabe como darme ambas cosas.

Tenemos 10 años de casados y un día navegando por internet descubrimos el mundo del “Sadomasoquismo”, no nos consideramos con esa patología, de vez en cuando nos divertimos con juguetes sexuales para hacer mas divertido nuestros orgasmos.

Una noche hicimos una cita. Nos encontramos en un bar que solíamos ir cuando éramos novios, esa noche bebimos, nos sedujimos y nos fuimos a la casa como dos amantes fugitivos.

Nos besamos mientras nos despojábamos de la ropa, desnuda frente a él, me abrió las piernas e introdujo sus dos dedos en mi vulva…mmm estaba mojada…empezó a masturbarme…empecé a chorrear…el sacó sus dos dedos de mi cueva los metió en su boca y los chupo y me dijo “te voy a atar para que aprendas quien es tu dueño”….

¡Pégame y dime maldita! Bellaini. Sex blogger. Relatos eróticos. Bellaini

Me acostó completamente desnuda…sacó unas cuerdas debajo de la cama y me ató…amarró mis manos y mis piernas a los costados, no se en qué momento aprendió la técnica bondage.

Me colocó una mordaza gagball en la boca, era completamente sumisa para él.

Pautamos las señas. Si parpadeaba una vez era que sentía mucho dolor, si parpadeaba dos veces, significaba que quería que me quitara la mordaza. Era nuestra primera vez.

Estaba tan excitada…sacó un látigo de cuero rosa y empezó a acariciarme los muslos…el roce hacía que instintivamente cerrara mis piernas, pero por estar amarradas no podía…eso me excitaba más….

Empezó a acariciarme el pecho y luego a azotarme suavemente…. Ahh….mientras me azotaba me masturbaba…mmm…mmmmm….sus dedos jugaban con mi clítoris, mi flor estaba hinchada y muy lubricada…mmmm….

Lo miraba desafiante ya que no podía hablar…empezó a darme latigazos un poco más fuerte en las tetas mientras sus dedos salían y entraban de mi cueva con ira…

Acercó su cuerpo hacia mi mientras colocaba el látigo sobre la cama, empezó a chuparme las tetas, sus dedos seguían jugando en mi sexo…que rico me masturbaba…mmmm…mmmm

Mis caderas se contorsionaban desesperadamente, quería sentir su rico guebo adentro y que me cogiera con fuerza…entendió mi mirada y me penetró…mmmm…mmm….

Podía sentir su grande y gruesa virilidad…mmmm…me cogía con amor…con ira…me daba duro mmmm…..subía más mi pelvis par sentirlo más profundo…el seguía empujando toda su hombría….mmm….mis gritos eran ahogados….

…Sus manos se anclaron en mi culo y casi levitando el seguía metiendo toda su verga más profundo…mmm…mis tetas brincaban de lo duro que me daba…mmmm….

Se acercó a mi rostro y mientras besaba mi frente me quitó el gagball a pesar que no había parpadeado dos veces

Me besó exaltado…nuestros cuerpos estaba sudorosos y calientes…le dije: “pégame y dime maldita” El sonrió y me siguió cogiendo rico….yo gritaba si…si….dame…mete todo tu rico pene…mmm….pégame….estaba en el climax total a punto de llegar..

El agarró el látigo y con voz fuerte mientras me daba latigazos en el vientre me decía: ”¿te gusta perra, te gusta como te doy?, ¡te voy a dar por el culo par que aprendas!”

Me desató las manos y los pies, me puso la mordaza nuevamente y me puso en cuatro…levanté el culo…arqueé mi espalda…estaba lista para que me diera por atrás…

Empezó a masturbarme…mmmm…agarró lubricante y empezó a acariciar todo el borde de mi ano…estaba preparando la embestida…yo gemía con loba en celo…de repente sentí como entró su guebo…mmm….mmm….

Apreté las sábanas….el me estaba dando rico…como a mí me gusta…mmm….agarró la cuerda sobrante de la mordaza y empezó a montarme…mmm….el choque de las pieles me excitaba más…él acariciaba mis tetas y mi espalda…me estaba domando…

Así seguimos un rato…me volvió a quitar la mordaza…dijo que quería escucharme…yo volteé…lo miré de forma sádica y con mi cara de puta le dije…“que rico me das por el culo Víctor” ahh…ah….

¡Pégame y dime maldita! Bellaini. Sex blogger. Relatos eróticos. Bellaini

Nunca había sentido esa clase de dolor y placer al mismo tiempo…quería acabar…Víctor empezó a masturbarme más rápido mientras me hacía sexo anal…

Estaba acabando…ah….ahh…que placer era el que estaba sintiendo…ahhhh….Víctor gritó…alcanzamos el orgasmo al tiempo…ahhhhh…

Poco a poco vamos descubriendo más jugueticos. Tenemos látigos, trajes de cuero, muchas cuerdas, mi vibrador por supuesto, plumas, ¡en internet se consigue de todo! De vez en cuando lo usamos, a veces yo tomo las riendas y él es el sumiso. Hay muchas formas de llegar el orgasmo“

Después de escuchar a Claudia nos quedamos pensando si una de nosotras se sumergiría a ese mundo.

Esta conducta sexual denominada Sadomasoquismo tiene su variantes, no toda pareja tiene la patología completa, es decir; si solo lo haces de vez en cuando con tu pareja esta bien, la patología se presenta cuando debes hacerlo con personas distintas y en mayor frecuencia.

Pero hay una delgada línea entre tener esta conducta sexual para alcanzar el orgasmo de vez en cuando, o tener que sentir dolor y placer siempre para lograr el clímax.

Como siempre digo: “en la cama todo se vale, siempre y cuando ambas partes estén de acuerdo”

¿Y tú, te atreverías a jugar con el placer y el dolor, o ya lo has hecho?

Si quieres leer sobre un tema particular, manda tu historia en la sección de mi web “Cartas a Bellaini”. No te preocupes que lo que escribas allí no se hará público y la confidencialidad siempre estará presente. Puedes leer todos mis relatos y escuchar mis audio relatos en bellaini.com

En Twitter: @bellaini

En Facebook: SoyBellaini

En Instagram: @Bellaini

En HeyHey: @Bellaini

En Snapchat: Bellaini

En Periscope: @Bellaini

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here