Le tengo ganas a mi cuñada

0
52
2cuña
Esas nalgas rebotaban al caminar, querían escapar de esos shortcitos de blue jean criminales que las atosigaban. Al abrazarme podía sentir sus pechos duros y carnosos. Soñaba con hacerla mía, aprovecharme de la confianza que me tenía al pasearse en paños menores porque me veía como un hermano. Quería meterle toda mi verga hasta escucharla gemir en mi oído. Ella es mi cuñada y le tengo ganas.
 
Nuestra tarde de chicas por fin llegó. Daniela tenía el carro sin batería y tuvo que pedirle el favor a su primo Raúl que la trajera a nuestro encuentro.
 
En el camino, Raúl le preguntó a Daniela porque era tan importante todos los jueves encontrase con sus amigas. Ella le explicó un poco lo que hacíamos y quedó fascinado.
 
Al llegar a casa, insistió con ansias que quería participar en nuestros relatos. Le dejamos claro que solo se acepta cromosoma X. Nos sobornó con una botella de whisky, (maldito licor que no ayuda) 
 
No nos quedó otra que caer rendidas a la propuesta etílica ja, ja, ja 
 
Aceptamos su visita con la única condición (a parte del 12 años) que tenia que contarnos una aventura sexual, ya que de que eso se trataba nuestras reuniones. ¡Brincó y aceptó contento! ¡Tenía una historia que confesar!
 
Después de unos fabulosos “On the rocks” Raúl se animó y empezó  la confesión.
 
“Mujeres saben que los hombres pensamos con el guebo, que eso no quede en duda, a diferencia de ustedes que necesitan del amor y los detalles.

¡Mi cuñada esta chevre, yo siempre me la buceo!, ella debe notar mi mirada penetrante cuando sale recién bañadita con esa toalla mojada que quisiera se le cayera para yo taparla con mi cuerpo excitado.

Una noche después de una reunión con los familiares de mi esposa, decidimos quedarnos a dormir en la casa de los suegros ya que estaba bastante prendido para manejar.

Acosté a mis hijos en un cuarto con dos literas, pero allí estaba ella, tendida de medio lado, se le notaba sus hilos chiquitos y de encaje anclados en el medio de sus nalgas.

Me acerqué lentamente sin hacer ruido y empecé a acariciarla…sobé suavemente con las yemas de mis dedos sus muslos…marqué la ruta que quería saborear
 

Con mi otra mano manoseé sus pechos…sentí como sus pezones se erguían firmes…percibí su piel erizada y ardiente…ella se volteó con cautela…con su mirada me dio permiso para divertirme.


El calor se hacía cada vez más enojoso…solo había un pequeño ventilador en la esquina del cuarto que medio abanicaba nuestros cuerpos calientes.

1cuñaMis manos decidieron explorar su Venus…ella se abrió para mí…corrí su hilo dental blanco y transparente…pude oler sus carnes…metí mis dedos que navegaron plácidamente entre sus aguas…estaba muy mojada y mi varón se puso erecto para la batalla.

La masturbé sin cautela, era su timador sexual…mis dedos entraban y salían de su vulva corintia y traviesa…podía ver como su cuerpo se contorneaba del placer que le propiciaban mis ganas…


Toqué su monumental clítoris que estaba alborotado por mis movimientos…seguía masturbándola apremiantemente…con rabia carnal…pero ya estaba muy excitado así que con la otra mano me desabroche el pantalón y saque mi guebo erecto…

Ella noto mi falo grueso y listo para castigarla…así que se quitó la poca tela que le quedaba en su sexo y la colocó debajo de la almohada…se abrió  más para mi…

Me incorporé sobre ella y metí mi guebo duro en su cueva…ahhhh…que rica la tenía….estaba mojada y apretada…ella subió mas su pelvis para que mi sexo entrara completo en su codicia carnal…

Me aferré a sus caderas ardientes…empece a mamar su tetas mientras me la cogía….uhhhh…uhhhh…que rico tenia esa cuquita…uhhhh…uhhhh… la muy perversa me abrazó con sus piernas y empezó a balancearse…que rico….mmmm…

Mordisqueé sus pezones…apreté su culo mientras mi guebo entraba y salía de ella….uhhh…uh…más…más….que rico….Ella se mecía más y más…uhhhh sus uñas se clavaron en mi trasero….le gustaba como le estaba dando…


Le susurré al oído: con cuidado, no quiero marcas…ella se sonrió…se acercó a mi oído y empezó a gemir…ah….ah….si….ah…

 
 
Me alcé más sobre su cuerpo…quería ver como mi guebo entraba y salía de su cueva…uhhh..uhhh…vi como su cara de sin vergüenza pedía más…empecé a meterle mi guebo más rápido…ahhhhhhh….quería marcarla….ahhhh…ah…

Me aferré sobre la pared…ya la litera estaba haciendo demasiado ruido, no quería despertar a nadie y mucho menos  a los niños…

Me acosté sobre ella y le seguí metiendo mis ganas….ah…ahh…ella se aferró a mi cuello…apretó mis caderas…le di duro…duro….si…si….podía escucharla llegar….ella empezó a moverse más rápido…uhhhh…uhhhh…sentí como llegaba…verla acaba era un placer….


3cuñaElla quería sentirme también…le metí más rápido mi entereza…uhhh…uhhh…duro…duro…podía sentir que acaba…ahhh…ahhhh….si…saque mi guebo y le puse toda mi leche afuera…en su vientre….ahhhhh…uhhhhhhhhh…mmmmmm……

Que rico fue acabarle en su cuerpo y ver su cara de sádica y criminal…

Sacó la funda de la almohada y limpió mi semen de su cuerpo…y cual homicida escondiendo su delito, lanzó la tela debajo de la cama.

Segundos después y con esa reserva que se guarda después de haber cometido un crimen, nos vestimos. 

Ella se puso nuevamente su tanga blanca y ultrajada. Se acomodó plácida  sobre la litera y se acostó.

Yo me subí la cremallera y guardé al magnicida carnal. Me lavé la cara y el malhechor y me acosté con mi esposa”
 
Todas nos quedamos en silencio, el cual fue interrumpido con un grito de Daniela diciendo “¡Eres un cerdo, pobre de mi prima!”

Uno no termina nunca de conocer a las personas, y así como dicen que carne de primo se come, pues al parecer para muchos es más sabrosa y fantasiosa la de la cuñada.

Raúl nos confirmó que la mayoría de las hombres fantasean con la hermana de su mujer, y si esta buena mucho más, es como poder comerse dos carnes de una misma manada.

No se si esa regla es general. Pero por necia empecé a preguntar y me enteré de otro caso como el del Raul pero más cercano. ¡Caí cómo Condorito literalmente! ¡Plop!

Yo si estoy clara que por lo menos con mi hermana han fantaseado más de un novio que tuve, no lo puedo negar, ¡ella esta demasiado buena! Espero no formar parte de la estadística. Por lo menos yo; seria incapaz de hacerlo.

¿Y ustedes; han fantaseado o estado con su cuñ[email protected]?


Si quieres leer sobre un tema particular, manda tu historia al correo [email protected] No te preocupes que la confidencialidad siempre estará presente.
 
 
En Facebook: SoyBellaini 
En Instagram: @Bellaini
En HeyHey: @Bellaini
En Snapchat: Bellaini
En Periscope: @Bellaini

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here