Éramos ella, él y yo

0
129
Éramos ella, él y yo



Esas manos seducían mi cuerpo, se conjugaban con las de mi amante, nuestras piernas revueltas y agitadas eran aderezadas por nuestro sudor. Lengua, besos, dedos, ganas, gemidos, cavidades tórridas de ser penetradas…estaba poseída por una trinidad sexual. Éramos ella, él y yo…

Nuestra reunión de “Lady´s night” llegó, estábamos ansiosas de reencontramos porque con las múltiples actividades de cada una, no habíamos podido vernos hace 15 días. 

Yo tenía a una compañera de estudios de visita en la casa, hace 5 años había emigrado al extranjero. Hoy ella tenía una historia que contar. Después de unos cuantos Vodka con naranja, ella se animó a confesar su experiencia sexual.

“Bueno chicas en un viaje de negocios viví una experiencia inolvidable. Los días de una esposa postergada en su deseo habían terminado, estaba divorciada y ¡feliz!. Me sentía plena, hermosa y sexy, hace tantos años no vivía mi feminidad como ahora. 

Quién iba a pensar que en ese congreso en las islas del caribe, probaría unas carnes de hembra y me gustaría su sabor…

Durante la cena motivo de la clausura del congreso, en repetidas ocaciones me daba cuenta que una pareja me veían y sonreían. Ya nos habíamos tropezado en la semana en actividades del evento y compartido una par de palabras.

Eran muy guapos los dos, me sentía rara y sexy, así que respondía de igual forma. Una compañera se dio cuenta, y me dijo que no le quitara el marido a esa mujer. La verdad, no estaba coqueteando.

Después de unos tragos, ellos se acercaron a mi mesa. Ella era de mediana estatura, esbelta, su melena era semi ondulada y oscura, tenía unos senos preciosos y unas piernas carnosas y esculpidas. Me dijo en el oído: “A mi esposo le gustas mucho…a mi también”


¡Quedé en shock! Pensé que era una broma, luego el se acercó, se sentó a su lado y la besó, ella colocó su mano en mi pierna y la acarició…me intimidó su seducción. Eran cómplices en busca de una compañera más.

Imaginé por donde venia la cosa…así que les seguí el juego, total; es una fantasía que en alguna oportunidad le propuse a mi ex esposo, y el muy tonto me dijo que si era lesbiana ¡QUÉ IDIOTA! 

Conversamos por unas cuantas horas, bebimos vino, reímos y no conocimos más…

Me invitaron a su habitación, caminé por el corredor del séptimo piso del hotel tomada de la mano de Lerna, Julio caminaba detrás de nosotras con una botella de champaña en las manos. 

Llegamos a la Suit 704, ella colocó un poco de música mientras su esposo llenaba 3 copas del  exquisito néctar argentino chispeante. Mi seductora me sentó en el sofá y se coloco a mi lado bien cerquita, podía oler su perfume y ver sus increíbles ojos verdes… me dio a beber de su copa y después nos besamos suavemente…

Que rico besaba, su lengua jugaba con la mía, estaba excitada, empecé a acariciar sus senos por encima de la ropa…luego deslicé mis dedos y acaricié sus pezones…que suaves eran….


Al frente de nosotras su esposo nos miraba plácidamente…

Seguimos besándonos…mi corazón estaba muy acelerado…empecé a mojarme…ella subió sus tersas y delgadas manos lentamente por mis muslos…abrí mis piernas para dejar entrar sus dedos…Me dijo sonriendo: “Que rica mami, estas toda mojadita”

Empezó a masturbarme suavemente…solo una mujer puede saber que puntos tocar para excitarte más….bajé la parte superior de su vestido y empecé a chupar sus senos…que perfectos los tenia….que rico sabían…ella masajeaba mi clítoris con su pulgar ah…ah…ah….

Me atreví a invadir en el medio de sus piernas…ella también estaba muy mojada…empecé a acariciar sus labios del sur y poco a poco introduje mis dos pequeños invitados…su flor era suave, grande…mis dedos lubricados de su lujuria se deslizaban perfectamente en su Venus …la escuchaba gemir ah…ah….las dos nos estábamos masturbando divinamente….ahhhh..ah….


Luego Julio se acercó…nos tomó de las manos y nos levantó del sofá…nos desvestimos armoniosamente entre los 3…mi amante masculino me acostó en la cama…me abrió las piernas y hondeó con su lengua mi sexo…

Mientras mi Don Juan saboreaba mis delirios carnales y flamentes, Lerna posaba sus labios carnosos en mis senos…los  chupaba con elegancia y sin desespero…yo chupaba los suyos también, los 3 empezamos a conjugarnos poco a poco…

Quería más…así que el se introdujo en mi…su virilidad salía y entraba de mi cueva…ahhhh…era tan grande y grueso…ah….ella se arrodilló y colocó su sexo jugoso sobre mi boca y empecé a chuparla….ah….ahh…


Allí estábamos los 3…el me cogía por delante…yo delineaba lineas ondulantes con mi lengua entre su clítoris y su ano…ellos se besaban mientras estaban encima de mi…



Eramos 3 disfrutando al máximo…estábamos compenetrados…nuestras pieles estaban empapadas de sudor…ah….ah….iba a llegar….ahhhh..ah….ah……..acabé divino…

Luego el la puso en cuatro y empezó a darle por el culo…podía ver como salía y entraba su guebo en repetidas veces…ella gemía y me miraba…ah…ah….


Me incorporé a mis perversiones…me puse debajo de ella y logramos un 69 entre 3…mientras le hacia sexo oral a mi hembra…tenía un primer plano el falo de su esposo entrando y saliendo de su trasero….


Ella me chupaba…yo la masturbaba y saboreaba su clítoris y el le daba por el culo…lujuria total…ah…ah…..

Luego el se acostó sobre la cama y ella se puso sobre él, agarró su fuerte falo y lo introdujo dentro de ella…se balanceo para adelante y para atrás…ah…ah…se devoraba toda su carne…

Me invitó a incorporarme…me expuse abierta sobre su boca…allí estábamos…ella encima de él disfrutando de su verga…yo disfrutando de su chupada…y ambas besándonos y acariciando nuestras tetas….ah.ahhh…


Pude sentir que se venia….yo también…ahh..ah….ella empezó a brincar mas encima de el….el me lamió con más fuerzas…ah…ah….las dos nos miramos mientras llegábamos al orgasmo ah….ah….si…si……el se vino dentro de ella…yo acabé en la boca de él.

Minutos después nos quedamos en la cama conversado, tomando champaña y comiendo fresas y uvas…fue otro tipo de orgasmo, el de la complicidad.

Una hora después me vestí para irme a mi cuarto, ellos me acompañaron a la puerta, ella me dio un dulce beso con lengua y el un suave piquito. 

Cumplí una fantasía. No dude jamás de mi sexualidad, me siento hasta más mujer, obvio que me siguen gustando los hombres. 

Me fascinó la forma como Lerna y Julio dejaban explorar su sexualidad, sin complejos, sin ataduras, consientes que se juraron amor eterno y que mejor manera de hacerlo perdurable que unas ricas aventuras en la cama” 

¿Lo volvería a hacer ella? No lo sabemos. Pero no se arrepiente de lo vivido.  

Yo solo puedo decir que si esa es tu fantasía, cúmplela, no te puedes quedar con las ganas. Eso no define tu sexualidad ni te hace lesbiana o bisexual, simplemente es un deseo y las ganas de explorar tus sentidos a través de las fantasías.

Si quieres leer sobre un tema particular, manda tu historia al correo [email protected] No te preocupes que la confidencialidad siempre estará presente. 

Todas mis relatos son reales.

En Instagram: @Bellaini
En HeyHey: @Bellaini
En Snapchat: Bellaini
En Periscope: @Bellaini



PD: Esta historia fue a petición de una pareja de esposos que desea cumplir esa fantasía. Espero les haya gustado. Gracias a la protagonista del relato que me permitió contar su aventura para complacer a mis lectores.



LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here