Me comí al novio de mi jefa

0
391

Habíamos traicionado la lealtad, habíamos permitido que nuestras pieles se expresaran. Navegaba entre tus piernas y me gustaba, saboreaba el orgasmo que me estabas dando, entre gemidos escondidos y rasguños en tu espalda, complacía mi placer culposo… Me comí al novio de mi jefa.

Hay honras que se pierden por el sexo y recuperarla puede tomar tiempo, Carolina había traicionado a su jefa y no era libre de toda culpa.

Pasadas las 9 de la noche y después de haber saboreado una botella de vino blanco chileno, Carolina interrumpió nuestras risas anunciando que tenía algo que confesar.

“Tengo que contarles algo que me esta atormentando muchachas. Hace una semana tuve sexo con el novio de mi jefa y ahora no puedo ni mirarla a la cara sin recordar lo que pasó.

Esta semana ha sido un caos por la cantidad de informes que había que entregar para cumplir con unos requisitos gubernamentales, yo soy la encargada del proceso y esto me tuvo la vida hecha cuadritos los últimos 15 días.

Francisco estaba ayudándome con el proceso, y no puedo negar que entre el y yo siempre hubo una chispa sexual y bueno; esa llama se consumió entre 4 paredes.

Ya estábamos recogiendo las cosas para cerrar la oficina, de repente, Frank me dio unas cervezas que había traído para celebrar que habíamos terminado todo el trabajo.

Estaba riendo a carcajadas cuando sin querer, con mi mano tropecé mi trago, y el vaso que estaba casi al borde del escritorio cayó y se rompió en mil pedazos.

Mientras acomodaba el desastre, Frank me tomó de la mano, me alzó del piso y me besó con fuerza…yo no pude resistirme, hace rato me preguntaba a que sabían sus labios…

Ardientes por las ganas acumuladas, nos abrazamos con desespero…levantó mi cuerpo como si nada y me colocó sobre el escritorio…enredé mis piernas en sus caderas para sentirlo más cerca…

Me comí al novio de mi jefa. Bellaini.

Su lengua gruesa y larga se divertía en mi boca…que rico besaba, poco a poco nos desabotonamos nuestras camisas…acaricié su pecho desnudo…era atlético…podía sentir como sus músculos se movían cuando tocaba mis nalgas…

Estaba rendida al deseo…con mi blusa abierta y mi sostén al descubierto decidió explorar mis senos…bajó la tela que cubría mis cordilleras e introdujo en su boca mis tetas…mmmmmm

Chupó con codicia mis carnes y al mismo tiempo estrujaba entre sus manos mis razones….su lengua jugó con mis pezones erectos y sus dientes se instalaban de a ratos en mis tetillas rígidas…

Mientras me chupaba las tetas y disfrutaba el placer que me daba, desabotoné su pantalón, bajé la cremallera y dejé caer esa incomoda tela entre los dos, coloqué en mis manos su pene parado y tieso entre mis manos…estaba húmedo que rico….

Empecé a masturbarlo…subía y bajaba sus pliegues suavemente, su longitud se deslizaba mansamente sobre mi palma…que grueso lo tenía, como me gustan a mi…

Sus manos decidieron entrar en juego también, rodó mi pantaletica, introdujo dos dedos en mi venus y empezó a masturbarme también…mmmm…estaba muy mojada…me abrí más para que pudiera alcanzar mi clítoris…sus dedos sabían lo que hacían y yo lo gozaba…

Nuestras bocas jugaban con nuestras lenguas y nuestras manos se divertían con nuestro sexo…uffff…que divino…ya podía imaginar su guebo penetrándome…

Estaba muy excitada ya quería tenerlo adentro, podía ver en su rostro que el quería cogerme allí mismo…así que con sus rudas manos me rompió la pantaleta y me subió más la falda…yo dispuse mis piernas de este a oeste para que entrara su verga…

Empujó mi cuerpo hacia el suyo….sus manos se anclaron a mi culo y de repente sentí su guebo grande penetrándome…ahhh…ahh….coloqué mis manos en sus hombros y empujé mi pelvis para que me penetrara más profundo mmm…..

Que rico….en esa posición y casi a su merced, podía ver como su guebo entraba y salía de mi….ahhh….levantaba más mis caderas para que el pudiera ver como disfrutaba lo que me estaba haciendo…echaba mi cuello hacia atrás liberando mi lujuria y el seguía penetrándome con ganas…mmm…mmmm

Mis tetas brincaban al ritmo de cómo el me metía todo su sexo…ah….ah….que rico me cogía…decidí pegarme más a él, así que acerqué mi pecho al suyo, lo abracé fuertemente, y brinqué sobre su pelvis…mmmm…mis paredes vaginales cubrían todo su miembro…mmm…me lo estaba tragando todito…

Sentía como su guebo tocaba mi clítoris…ah….ya podía sentir mi orgasmo…mmm…le clave mis uñas en su espalda…Aceleré mis movimientos…si…si….duro…duro…ahhh…voy a llegar…ahh….el me metió todo su arrebato con más ahínco…yo apreté más mis muslos a sus caderas…si..si…ahhhhh…….

Me comí al novio de mi jefa. Bellaini.

Nos detuvimos unos segundos…el sabía que había llegado porque pudo sentir mis fluidos cristalinos como mojaron su vientre y el mío…

Pero yo seguía en el clímax…y con una mirada entendimos que era momento de que me diera en 4…así que me volteó…yo recosté mi pecho al escritorio…levanté mi culo, abrí mis piernas y el me penetró de espaldas a él…ah…ahh…

Sabía que lo estaba gozando porque sus manos grandes apretaban mis caderas con fuerza…podía escuchar el choque de su pelvis en mis nalgas….ahhhhh….el ruido y el jadeo inundaban el espacio…abrí mis brazos y abracé el escritorio para sostenerme…me estaba cogiendo tan rico…ahhh…ahh….

Estaba poseída en 4 y me gustaba…su guebo entraba y salía con energía…mmmm…mmm…me agarró el cabello como si cabalgara…yo meneaba mis caderas para que el me sintiera completa…mmm….

Me seguía dando con brío…de repente gritó…ahhhhhh…supe que había acabado, su orgasmo se había estacionado… tendió su cuerpo sobre mi espalda y por unos segundos nos quedamos allí pegados…sudados…en silencio….

Nos vestimos…nos besamos otra vez y sin palabras entendimos que esto no debía repetirse, que la traición era nuestro sicario, el engaño estaba tatuado en la piel y en la conciencia”

Nos quedamos en silencio, cómplices de su infidelidad. No le dijimos nada, ella estaba clara en que lo que había hecho estaba muy mal, nuestras miradas nos delataban, pero como amigas estábamos allí para que se desahogara.

Me puse a pensar en ¿cuál es esa delgada línea entre el deseo y la lealtad? ¿cuándo dejas que se rompa? ¿Serías capaz de traicionar tus valores por un orgasmo? ¿Después que queda?

Yo pienso que uno no debe hacer lo que no le gusta que le hagan, y si lo haces, el karma se encargará de que lo pagues.

 

Si quieres leer sobre un tema particular, manda tu historia en la sección de mi web “Cartas a Bellaini”. No te preocupes que lo que escribas allí no se hará público y la confidencialidad siempre estará presente. Puedes leer todos mis relatos y escuchar mis audio relatos en bellaini.com

 

 

En Twitter: @bellaini

En Facebook: SoyBellaini

En Instagram: @Bellaini

En HeyHey: @Bellaini

En Snapchat: Bellaini

En Periscope: @Bellaini

 

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here