Claroscuro

0
194

Su piel era oscura como el carbón, ver esa tez restregándose sudorosa sobre mi cuerpo me excitaba demasiado, sus manos recorrían mi piel pálida, juntos éramos como la nieve y la oscuridad haciendo convulsión. ¿Y es qué quién no ha tenido un negro entre sus piernas?

Hace un mes que las chicas y yo no nos reuníamos. Entre el viaje de Carolina y la múltiples ocupaciones de cada una, decidimos posponer nuestro encuentro hasta estar todas en la misma ciudad.
Al fin el jueves llegó y esta vez nuestro paladar se deleitaría con un rico Tequila que trajo Carolina de su viaje a México.
En el último mes habían pasado muchas cosas y para sorpresa de todas, hace unas cuantas lunas tenia una aventura y muy deliciosa con un amigo para nada imaginario.
Me quité los tacones, mis pies estaban sumamente cansados, necesitaba estar cómoda para contarle a mis amigas; ¡cómo es que mis sábanas de seda acumulaban un arsenal de gemidos y fluidos!

“Ay chicas, jugandito jugandito, lo metió el perro…ja,ja,ja así decía una tía cuando se refería a estar divirtiéndose con la candela.

Estoy disfrutando una fantasía que no sabía que la tenía, y es que hay un negro que me esta haciendo gemir como loca…para blanca yo, y pues si, esa piel mulata sabe muy bien.
 
Leonel era publicista, su tez era de un oscuro brillante, tenía mezcla hindú y venezolana, por lo tanto sus rasgos eran bien particulares.
Tenía una voz de esas que te envuelven, continuamente hablábamos por teléfono por cosas laborales, pero siempre le decía que me dijera cosas sexys, el encantado me seguía al juego hasta que un día perdí una apuesta. El pago: darle un apasionado beso.
Leonel paso a buscar su premio después del trabajo, les confieso que al verlo me dio un ataque de risa, nunca lo había mirado con ganas, éramos amigos desde hace un buen tiempo, pero esa noche tenía una aire seductor y una mirada profunda, se había puesto sumamente guapo y con un aroma de Calvin Klein en su cuello hipnotizador.
Conversar con el siempre era un gozo, entre su humor y su inteligencia las horas pasaban muy amenas.
Me hizo reír como tantas veces y luego nos invadió el silencio…sabia que había llegado el momento de pagar mi apuesta. Lo mire…me acerque lentamente y lo bese…

Mi lengua exploró sus labios…me acerqué y lo abracé…acerque mi pecho al suyo y presioné sobre él mis razones…el me acarició el cabello y dejamos que nuestros labios se aventuraran a un beso apasionado…

Su lengua parecía volar entre mi boca…yo le respondía a sus movimientos…mis manos acariciaban su cabello…mis palpitaciones se aceleraban…que rico besaba…sus manos empezaron a acariciar mis pechos y empece a excitarme

Aparté repentinamente mi vista de su cara..mire sus ojos brillantes  y oscuros…bajé la mirada y vi que su virilidad estaba firme …sonreí pícaramente…me despedí de el y me baje rápido del carro…¡no se como tuve la valentía para hacerlo!
Días después fui con unos amigos a una reunión en su casa …jugábamos con las miradas..nos rozábamos las manos y así transcurrió la noche.
Pasaron las horas y cada uno de los invitados dejaba el lugar, nos quedamos solos en la sala tomando “cuba libre” y escuchando a Pearl Jam.
Ya nuestras pieles se habían reconocido…empezamos a besarnos en el sofá…me volvía loca su color de piel, era tan sexy ver mi torso a su lado, esa fusión era placentera…

 Me levanté y me senté sobre él…sus manos mulatas me despojaron de mi blusa y mi sostén…me gustaba verlas acariciando mis pechos…mis pezones erectos combinaban perfecto con el borde de sus labios…estaba excitada…me sentía sexy…

 

Queríamos estar más cómodos así que fuimos al cuarto…nos desnudamos sin prisa, creo que cada uno estaba contemplando nuestro color de piel…
El arrullaba mis pecas, yo palpaba su negrura…mis carnes se veían más blancas a su lado y el reflejo de la luz de la luna en el cuarto hacia el ambiente perfecto. Era pasión al claroscuro.
Me acostó sobre la cama…empezamos a besarnos…nuestros cuerpos desnudos se presentaron…acaricié su pecho lampiño y definido…su piel era fuerte, gruesa y sexy…ufff que placer sentía verlo desnudo a mi lado…
Sus manos acariciaron mis curvas…era como un pintor reconociendo el lienzo que iba a dibujar…me besó el cuello…lamió mis lóbulos y lentamente con su lengua recorrió el camino hasta mis tetas…
Chupo suavemente mis pezones erectos al mismo tiempo que sus manos acariciaban mi busto…sus labios succionaban mis puntas y luego lentamente ellas decidieron explorar mi Venus.

Abrí mis ganas para que sus dedos inspeccionaran mi sexo húmedo…mi clítoris fue seducido por sus dedos…ellos indagaban en formas circulares y penetrantes…decidí exponer mas mi pudor para que siguiera acariciando mi cueva

Mmmmm…..Mmmmm…estaba muy excitada…chorreaba de placer…fue así como su boca sondeo con su lengua mi sur empapado…que rico me estaba chupando…ah…ah….
Me estaba dando un sexo oral glorioso…ah…ah….sus manos amasaban mis caderas y yo me movía al ritmo de su lengua que se trasladaba agradablemente en mi hembra.
Ahhh…Ahhh….le dije que lo quería dentro de mi… subió su cuerpo mulato y me penetró….ah….ah….si….empezamos a danzar juntos….
Allí estábamos…complaciéndonos…su guebo duro estaba dentro de mi…ah…ah….sentía como su grueso varón salía y entraba dentro de mi..ahhhh…contemplaba el roce de nuestras pieles…me excitaba ver mis manos blancas sobre su pecho negro….ahhhhh..si…..ahh…..
Envolví mis piernas sobre sus caderas…mis labios del sur apretaban su verga…levanté mi pelvis y el apretó mis nalgas…mmm…mmm…que rico me hacía suya…ahhh..ahhh
Me colocó de lado y volvió a introducir su hombría…esta vez más rápido…mientras entraba y salía dentro de mi manoseaba suavemente mis pechos ahhhh ahhhh…luego volvía a un ritmo mas lento ahhhh…ahhhh….
Pero ahora quería tener el control, así que me puse arriba…agarre su falo erecto y lo coloque dentro de mi…apreté su sexo con fuerza mientras me balanceaba suavemente encima de el…

Ahora estaba al mando…desde allí podía ver su rostro sudado…su tórax negro ahhhh…. que bello su color de piel…empece a contornear mi lujuria…me movía hacia adelante y hacia atrás…arañé su pecho mientras el aferraba sus ansias a mis razones…ah…ahh..ver nuestras pieles sudadas era simplemente excitante…

Aceleré mis perversiones y me moví ferozmente sobre el…ah….ahh….luego empecé a subir y a bajar sobre él …su miembro erecto salía y entraba de mi..ah…ahhh…
Si…mmmmm… ya podía sentir mi orgasmo…volví a mecerme adelante y hacia atrás…ah….más…más…ahhhhhhh…ahhhhhhhh…toqué el cielo entre sus piernas..
Nos vinimos juntos….

Después del alboroto carnal contemplamos nuestras pieles…acariciamos nuestras texturas sudorosas y calmadas…la vista se convirtió en un sentido infalible y exquisito para nosotros…nos excitaba solo vernos fusionados..”
Hay placeres que solo la piel los puede saber…dicen que a las blancas nos encanta un moreno y viceversa. Lo que yo sé, es que ver su piel sudorosa sobre mi cuerpo era cautivante…mirar como sus manos tocaban mi nívea tez me encendía toda…

¿Cumplí una fantasía? No lo se. Pero puedo decir que ese morenazo me llevo a recorrer placeres escondidos y con orgullo digo: ¡Yo si tuve mi negro y bien sabroso que fue!
¿Y ustedes han tenido una amor claroscuro?
Si quieres leer sobre un tema particular, manda tu historia al correo entresabanasconbellaini@gmail.com. No te preocupes que la confidencialidad siempre estará presente.
En Instagram: @Bellaini
En HeyHey: @Bellaini
En Snapchat: Bellaini
En Periscope: @Bellaini

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here