Ella es toda una Cougar

Ella es toda una Cougar

Su cuerpo tenia el kilometraje que los jóvenes querían recorrer. El se sentía orgulloso de penetrarla en formas  de arabescos hasta gritar como loca. A ella le encantaba chuparle sus 18 centímetros enteritos hasta acabar en su boca. Ella era un calibre 45 bien llevado. Claro; le encantaba cogerse pura carne fresca.

 
Los días transcurrieron como todos, y como de costumbre, el jueves tocó a la puerta. 
 
Carolina tenía de visita en su casa a su tía favorita, “Carmen” siempre nos hablaba de ella y como el encuentro ya estaba pautado, esa tarde teníamos una invitada de altura.
 
Carmen era una mujer de un metro 70, esbelta, casi pelirroja. Su cabellera semi ondulada llegaba a los hombros y combinaban perfectamente con unas pecas decoradas al azar por la genética entre su pecho y la espalda.
 
Coqueta y encantadora, tenia ese tono en la voz semi ronco que la hacía mas atractiva. Divorciada, exitosa y la fantasía favorita de los jovencitos que ansiaban a una mujer mayor en su cama.
 

Carmen es la fiel representación de una “Cougar” 

 
Pasadas las 10 de la noche y entre copas de daiquiri aderezadas con sonrisas e historias, Carmen bajó un poco el volumen de la música, se sentó sobre la cornisa y nos contó su más reciente aventura.
 
“Chicas, las mujeres podemos quitarnos años de encima cuando entre las piernas tenemos a un joven que nos hace gemir y gemir. Llevo 6 meses saliendo con Leonardo, un chico de 24 años que me llena las sábanas de placer y mucho más…
 
Les confieso que jamás me plantee salir con hombres menores que yo, pero desde hace unos años para acá, disfruto comer carne de primera, sumamente jugosa y sin  aditivos, en especial los de azul…¿ustedes me entienden no¿

Leo y yo nos conocimos por el trabajo, el es uno de mis tantos proveedores y ahora me trae más que papelería ja, ja, ja

Un noche después del trabajo me invitó a tomarnos unos tragos en una tasca súper chic. Después de unos cuantos  whisky en las rocas yo estaba suavecita; como me gusta sentirme para un bien revolcón.

Fuimos a mi apartamento, no queríamos desperdiciar la noche, nos fuimos al cuarto, abrí un cajón de mi mesa de noche y saqué un gel lubricante caliente y mi vibrador.

Nos empezamos a besar apasionadamente mientras nos quitábamos la ropa…ya desnudos, Leo me arrinconó en una esquina y empezó a besarme las tetas…mmmm que rica su lengua en mis pezones erectos…que rica su boca chupando mis pechos…

Extendí mis manos hacia el tocador y coloqué lubricante en mis palmas…bajé hasta su hombría y apreté su guebo duro y erecto…mmmm estaba parado para mi…

Abrí mis piernas para que sus dedos exploraran mi clítoris mientras yo lo masturbaba suavemente…mmmmm mis manos subían y bajaban de su grande falo…ahhhh que divino…sus dedos entraban y salían titilando de mi cueva ahhhh…si…que rico nos masturbábamos…


Su cuerpo se postró a mi Venus…abrió mis labios hinchados y rojizos, colocó gel en mi sexo y su lengua acaricio mis bordes crocantes…

Empujé mi pelvis hacia su boca, me puse casi de puntillas y me abrí más para él…me la chupaba tan rico…mmmm..¡hacía un sexo oral del carajo!
 

Su lengua acariciaba mis carnes…su boca absorbía mi clítoris hinchado…sus dedos entraban y salían, todo al mismo tiempo y al compás de su lengua…ah…ah….que rico….


Estaba completamente excitada…mis fluidos calientes cubrían todos sus labios…el seguía chupándome más y más…ah…ah…si….entonces, agarré mi vibrador tipo bala y me lo puse en la entrada del culo…ah….ah…..


Pero yo también quería probar su falo…nos acostamos en la cama y nos pusimos en 69…ahora el placer de las lamidas y chupadas era mutuo…

Metí su guebo grande y erecto en mi boca…mmmm…su virilidad entraba y salí rápidamente…me lo metía todo en mi boca, podía saborear sus secreción conjugada con el lubricante…me gustaba chúparselo…mmmm…más rápido y rápido…mmmm

El me seguía lamiendo…su lengua soplaba mi clítoris y lo chupaba…mmmm…que rico…mmmm…Leo agarró el vibrador y lo puso nuevamente en la entrada de mi ano…le puso velocidad y empezó a vibrar en mi culo…mmmm…que rico….

Seguimos en 69 un rato mas…absorbía su glande a ratos y luego me metía en repetidas veces su guebo…mmm…mmm…arriba y abajo..arriba y abajo…mmmm…el seguía chupando mi sexo con desenfreno…sus labios convergían con los míos y el vibrador haciendo lo suyo en mi culo…ahhhh….

 
Ya quería todo su falo dentro de mi…me volteé, me coloqué encima de el y metí toda su hombría en mi hembra…ahhhh…ah….empecé a saltar lujuriosamente sobre él mientras sus manos se aferraron a mis caderas y empujaba su sexo al mío.

Más…más…ahh…si…dame….ah….sentía la explosión…ya me iba a venir…así que cambié el ritmo y empece a balancearme hacia adelante y hacia atrás…mis paredes abrazaban todo su grueso y largo falo mientras sus carnes al mismo tiempo rozaban mi clítoris…ah…ah…si…

Mi orgasmo se acercaba ahhhh…si….iba a acabar …ahhhh….si…..ahhhhhhh…..mi explosión lo cubrió…lo llené de mi eyaculación…soy una mujer “squirt”

El le encantaba sacarme todo…ah…

Ahora le sacaría toda su leche…me volteé con su guebo adentro de mi todavía.. ahora de espaldas a el…me levanté un poco y empece a saltar de arriba hacia abajo…ah…ah….

Estaba todavía disfrutando mi orgasmo…ah…me dio duro..duro….mmmm…si…mmmm…podía ver como su guebo entraba y salía de mi sexo…lo escuché gritar…estaba acabando…me detuve y cambié el ritmo para adelante y para atrás…apreté con mis labios su falo…y seguía…ahhh…ahhhh…podía sentir mi segundo orgasmo mientras el seguía acabando…podía sentir su leche dentro de mi…ah……ahhhhhhhh….

Sudados, exaltados y acelerados nos quedamos abrazados unos minutos…el escándalo carnal le había dado espacio al reposo.

Y bueno chicas, esta etapa la disfruto. los jóvenes duran bastante, saben como complacerme y además se mantienen en forma…¿Me gustan jóvenes? si, ¿Yo les gusto? si. ¿Me han amado? si, ¿Los he amando? si, a mi manera…


Vivo a plenitud esta etapa de mi vida, sin complejos y sin daños a terceros…” 


Y fue así como Carmen nos confesó sus aventuras. Estoy segura que deseas y amas a cualquier edad, solo de forma distinta. 
 
Hay hombres que le encantan las mujeres mayores, y  mujeres que le encantan los hombres mayores. 
 
Al fin de cuentas nadie tiene el derecho de privarte del placer se ser mujer y que te hagan sentir como tal. No tiene nada de malo sentirte plena y feliz con alguien que pasó la frontera de la edad impuesta por la sociedad.
 
¿Y a ti, te ha pasado?

Si quieres leer sobre un tema particular, manda tu historia al correo [email protected] No te preocupes que la confidencialidad siempre estará presente.
 
En Instagram: @Bellaini
En HeyHey: @Bellaini
En Snapchat: Bellaini
En Periscope: @Bellaini

Leave a Reply