Nuevamente tuya

publicado en: sabanas | 0

El deseo estaba allí, lo habíamos guardado en algún rincón olvidado. Solo al reencontrase nuestros cuerpos recordamos lo que sentimos una vez. Allí estabas, sobre mí, yo hundida a mis ansias de ser tuya, y tú, haciéndome el amor tratando de desafiar el tiempo que perdimos. Era nuevamente tuya.

Entre vino tinto chileno y melodías de ”Ciara”, otra noche del jueves transcurría. Ya las chicas y yo estábamos reunidas en la terraza para ponernos al día de nuestras cosas de trabajo y por supuesto, de nuestras historias entre las sábanas.

El turno era mío, les contaría a las chicas mi reencuentro con un viejo amor. Me levanté (eso formaba parte del ritual) y les dije:

“Chicas, la vida da muchas vueltas. Hoy estamos aquí y mañana no sabemos. Lo que si puedo decir; es que es importante vivir el aquí y el ahora. Me reencontré con un viejo amor y hoy parece ser una realidad.

Después de unas semanas de habernos reunido por cuestiones simplemente profesionales, una noche de trabajo se convirtió en una confluencia de emociones.

Después de ponernos al día, empezamos a recordar nuestro pasado e inevitablemente evocamos nuestros corazones, corazones que aún guardaban aquel último beso.

Nuestros ojos se reconocieron, y entre la brisa y la noche me perdí en un profundo beso, sus labios callaron mis miedos, y fue así como comprendí que el amor y la pasión seguían allí…intactas.

Fuimos a la habitación y nos besamos con frenesí, con ansias, reconociendo otra vez nuestros labios, sentí la cercanía de su pecho cerca del mío…

Era tiempo de sentirnos, de reconocernos. Mientras nos besábamos, nuestras manos recorrieron nuestros cuerpos y poco a poco nos despojamos de nuestra ropa.

Nuevamente tuya. Sexo. Bellaini. Relatos eróticos. Sex Blogger. Coach Sexual. Venezuela. Empoderamiento femenino. Entre sábanas con Bellaini.

Observaste mi tez nívea y pecosa, tus ojos verdes y desafiantes definían mis curvas…yo contemplaba tu pecho, besaba tus pecas perfectamente despistadas en tus hombros, pecas que trataron de abandonar tu espalda pero no pudieron.

Tus manos varoniles evitaron que mi busto siguiera cubierto, quitaste sutilmente mi sostén de seda blanco, prenda que se deslizó suavemente por mis piernas hasta quedar en el helado piso.

Estaba excitada, prendida de tu olor, siendo leal a tu piel…tus labios se aproximaron y chuparon suavemente mis pezones…ahhh…te miraba hacerlo, que rico placer estaba sintiendo…

Me llevaste a la cama mientras tus manos acariciaban mi cintura y mi cadera…era demasiado débil todavía para tomar el control…simplemente me dejé llevar por mis deseos…

Como un escultor a una obra tu manos se adueñaron de mi panty de seda blanca, la apartaron de mi Venus, ellas decidieron exponer mi sexo a tu rostro.

Era domada por ti y me gustaba, me dejaba llevar por tu arrojo carnal…abriste mis piernas…oliste mi concupiscencia y te lanzaste como un león a su presa…abriste mis..ahhh…

Tus labios le susurraron a mi clítoris y él respondía con fluidos..ahh…empezaste a chupar mis ganas…ahhhh….que rico sexo oral…mi sexo era tuyo…tu lengua revoloteaba en mis labios del sur…ahhh…

Expandí mis ganas…ahhhh..quería que absorbieras mis aguas, que se te grabara su sabor en tus pupilas gustativas…ahhh…si…

Lamiste con ganas…chupaste con ganas…succionaste con ganas..ahhh….y te dije: Entra…quiero sentirte..

Ascendiste a mi templanza…le di a tu hombría la bienvenida a mi templo…ahhh…estaba cerrada pero muy húmeda para ti…mmm…entraste poco a poco, te diste cuenta de la ausencia…

Nuevamente tuya…mi complexión hacia perfecta armonía con la tuya, mientras entrabas suavemente me balanceaba hacia delante para sentir tu grosor…mmmm que divino…mis paredes vaginales te daban la bienvenida…ahhhh…

Danzamos en perfecta sincronía, poco a poco ibas más profundo…ahhh…mis uñas se clavaban a tu espalda…divino placer y dolor…ahhh…enlazaste tus brazos completamente para meter más tu virilidad…ahhh…

Hacíamos el amor…era nuevamente tuya…mientras adentrabas tu lujuria, me penetrabas con tu mirada…me manifestabas tus anhelos diciéndome que me siempre me extrañaste, que nunca me olvidaste…nos fundimos entre besos, caricias y entrega…

Nuevamente tuya. Sexo. Bellaini. Relatos eróticos. Sex Blogger. Coach Sexual. Venezuela. Empoderamiento femenino. Entre sábanas con Bellaini.

Te sentía completo ah…éramos uno…ahhh…era tuya…ahh…

Entrelazados y con nuestro apetito carnal nos giramos hasta quedar encima de ti…mi pelvis necesitaba decirte lo tanto que te codiciaba…

Coloqué mis manos sobre tu pecho para apalancar mi reverencia libidinosa…

Mi vientre hacia malabares sobre tu cuerpo…ahh…abrí ms piernas se acoplaron a tus caderas..ahh….te sentía profundo…tu sexo estaba completamente adentro…ahh…que divino placer…mis labios apretaban tu pene…a ratos mi sexo te succionaba

Mi desenfreno carnal estaba haciendo presencia…mi meneo orbicular te volvía loco…tus ojos hablaban, me decían que me deseaban, tu boca enunciaba tu fascinación por mi hembra comiéndote…ahhh…ahhh….tus manos aferradas a mis bubbies me demostraban como te gustaba lo que hacía…

Sentía venir la explosión…me detenía por segundos para besarte…luego volvía a mis postura para nuevamente cabalgarte…ahhh….estaba en el clímax…sentía otra vez que iba a llegar pero paraba….respiraba y te miraba…ahhh…

Allí estaba…nuevamente tuya…nuevamente mío…ahh…removí mi cuerpo en otra revolución…ahh…sentía mi orgasmo…me aferré fuertemente a tu sexo…tu pene rosaba mi clítoris..ahhh….sentía la explosión….ah….me moví más ….ahhh…estaba tocando el cielo…ahhhhh…..

Mi orgasmo fue mágico…entero…profundo…lancé mi cuerpo sudoroso sobe el suyo…mi respiración desatada era testigo de mi estallido…

Levanté mi rostro…lo miré…nos besamos…aún su hombría estaba adentro, en el medio de mis piernas…ahh…su fuerte falo empezó a moverse nuevamente..ah…otra vez sentía la explosión venir…

En un baile desenfrenado nuestros cuerpos se contrajeron, el vaivén de mis caderas el ímpetu de tu miembro implantando tu desafío carnal…ah…ahh…y nuevamente mi estallido….esta vez acompañado por tu orgasmo…ahh….

Sosegamos nuestras ansias abrazados, hilamos los recuerdos, los tuyos y los míos, por un instante lo hicimos nuestros.. y así fui nuevamente tuya”

Al terminar mi relato las chicas y yo brindamos por los recuerdos y entonces Victoria exclamó: “Siempre he dicho que donde hubo fuego, cenizas quedan, salud chicas”

¿Y tú, te has reencontrado con un viejo amor? ¿Le has podido decir nuevamente tuya?

Si quieres leer sobre un tema particular, manda tu historia en la sección de mi web “Cartas a Bellaini”. No te preocupes que lo que escribas allí no se hará público y la confidencialidad siempre estará presente. Puedes leer todos mis relatos y escuchar mis audio relatos en bellaini.com

En Twitter: @bellaini

En Facebook: SoyBellaini

En Instagram: @Bellaini

En HeyHey: @Bellaini

En Snapchat: Bellaini

En Periscope: @Bellaini

 

Dejar una opinión